Ya fa años que soñaba con fer chiretas de marisco, güei be d'aber-ne por astí, pero seguro que no sapen tan buenas como yo me pensaba de nino

27 mar. 2015

As campanetas d’a nieu e o clise




 Ya se’n ye ito ro ibierno, por o menos d’os calandarios; as chemas d’as matas están más bisteras e dintro, as nuebas fuellas acucutan. A ras nieus de febrero les cuesta reblar con as primeras calors, blanquían encara en buena parti d’a montaña, no en os fundos d’as bals en os que a berdor ba chino chana cullindo intensidá. De cabo cuan caye una nueba enrasata e o blanco torna a reinar.

Por as selbas baxas cuculetas e brioletas pintan de colors o solero, pero en as tascas d’os puertos as flors encara son sondormitas, acorrucatas as suyas benas debaxo d’a tierra e a nieu. Sin dembargo bi ha bels cados en os que naxen unas bonicas floretas blancas con a cara cacha: Cuan o sol trespasa a nieu e a claror ilumina encara que feble a tierra, sacan una puga berda que forata a nieu trencando a monotonía freda, son as campanetas d’a nieu, Galanthus nivalis. Galanthus d’o griego “flor de leite” e nivalis d’o latín “de nieu”.

Ye una floreta que por naxer en os puertos entre ibierno e primabera no yera cuasi conoxita por istas redoladas, manimenos en países más fredos se puede trobar por tierras baxas, dende a mar Negra dica Franzia, por o que han parato más cuenta d’ella. Amás d’a suya aria natural, en bels países como Anglaterra u o norte d’Europa se troba naturalizata. En gascón se clama hlu dera neu (flor de ra nieu), bergougnouse (bergüeñosa) u traúque-neu (forata-nieu), equibalén a o francés perce-neige. En piamontés a metafora ye parellana: fiur ëd ra fioca (flor de ra nieu). Otros nomes franzeses son violette de la Chandeleur (brioleta d’a Candelera), nivéole (de nieu), clochette d’hiver (campaneta d’ibierno), a os que podemos adibir os suizos clliotzette dè nèg (campaneta de nieu) e touar-cou (cuello tuerto). Toz romanzes e descritibos d’a traza d’as flors, d'a epoca u d'o puesto en o que florexen.

Aquí, con o cambeo cultural ha pasato de ser una flor anonima a una espezie conoxita, buscata, menazata de ser chafata por bel fotero u rancata de camín ta bel chardín. Ye amás declarata espezie d’intrés comunitario en Europa, e por ixo imos rechirando-la por os puertos, istas semanas que semos a escarramachas entre o blanco e o berde.

Parafraseyando a Silvio Rodríguez andamos pues con una nineta t’alto, por os cluxigüesos, e la otra en o andar, por as campanetas d’a nieu, güello en o camín e güello en o por benir...

Catín catán de istas trazas tan curiosas pudimos beyer con o güello dreito, o que mira t’alto, o zaguer clise de sol, o bente de marzo. Fue un buen cote ta quedar-nos enluzernatos de mirar a estrela, encara que estase dezaga d’as zagueras boiras de l’ibierno.

Clise, clisi, u clixi, clixe que son más acordes con o latín eclipsis (fem.) e o griego ekleipsis. En aragonés meyebal aparixe escrito como eclipsi (eclipsy, eclipssi) y eclissin, más que más con chenero masclo pero tamién femenino, como en latín u en franzés. En aragonés moderno no he trobato o sustantibo pero sí o berbo: clisar u clixar. Clisar se decumenta en as Zinco Billas e o Semontano Balbastro, clixar en un treballo sobre o cheso feito por Pepe Lera e Chuan Chusé Lagraba en 1990. Eclisi, como en italiano (eclissi, eclisse) tamién podreba fer onra, como a ideya d’a Biquipedia de un eclix. O tiempo dirá.

En as coronicas eredianas se troban bellas istorias de cómo en tiempos pasatos os clises yeran tomatos como siñals importans en os que caleba parar buena cuenta. O Libro d’o Trasoro (s. XIV) manimenos, mira d’esplicar-los como una custión natural. Bale a pena repasar o capítol en o que se charra d’o tema, lo meto aquí debán acotraziato seguntes l’orixinal franzés ta que siga más claro:


"Cómo la luna emprenta claredat del sol

(...) Que la Luna prende la claredat del Sol e que ella sía menor d’el e de la Tierra yes probado çiertamén por la eclissin et por la escuridat de la uno e de la otra.

Razón cómo: Berez aquí la Luna entrar en aquel mismo signo en do el Sol está, la ora yes ella entre el Sol e la Tierra, mas no luze debés nos; e esto puede bien estar que ella sía en aquel punto en do el sol así dreitamén biene que ella cubre nuestros oyos en tal manera que nos no beyemos pon el Sol, e su claredat no ha ningún poder sobre nos; mas por cuanto el sol yes más gran que la Luna e que la Tierra, e porque la Tierra  yes más gran que la Luna, no biene aquella scuredat por toda la Tierra, si por tanto no porque la omble de la Luna puede cobrir e tener el rayo del sol.

Et cuando la luna yes ida al 7º signo de la otra part del çerclo, puede sto star alguna bez que ella es así dreitamén contra el Sol que la Tierra entra en medio e contra la resplandor del Sol, en tal manera que la Luna excrexe e pierde la lumbre en aquel punto que ella ende debe más aber. E la causa porque esto biene yes por aquesto que la sombra de la Tierra fiere todo dreito en contra el logar do el sol está; así como omne puede beyer d’el o del fuego spiertamén a la sombra que son al encuentro. Et bos debez creyer que la sombra de la Tierra se achiqueçe todos días tanto como ella le es más luen, por aquesto que ella yes menor que el Sol,(e que) el embía sus rayos en torno; et aquesto podemos nos entender que si el eclipsi se faze del sol no puede esto star a la Luna nueba, e aquel de la Luna no ha poder que ella amague el sol en sí en su redondeza.

Por estas e por otras razones probaron los sabios que la luna emprende del sol la resplandezién lumbre que biene entro a nos. Por esto que la Luna yes una strella que muitos cuidan que ella ha su propria luminaria, por tanto como toda strella yes reluzién; mas la (luz de la) luna no abría poder que ella illuminás sobre la Tierra si aquesto no era de part del Sol."


O Libro d’o Trasoro no diz cosa d’as campanetas d’a nieu, son bergüeñosas, como dizen os biarneses. Bergüeñosas pero baliens; surtir en istas semanas ye asegurar-se que a nieu as tapará más de una begata, que os turbios acabarán con buena parti d’ellas, pero a la fin, ser as primeras les da a oportunidá de perpetuar-sen. Por ixo crexen muitas chuntas, como bolisnas bibas entre a freda nieu. E talmén por ixo bienen con a capeza cacha, tozudas, pa no reblar en a suya luita por a primabera. Toda una metafora.


Latino, Bruneto (1868) Li livres dou Tresor publié pour la première fois d’après les manuscrits de la Bibliothèque Impériale de la Bibliothèque de l’Arsenal et plusieurs manuscrits des départaments et de l’étranger par P. Chabaille, Paris, Imprimimerie Impériale.

Lera Alsina, Ch. & Lagraba Miguel, Ch. Ch. (1990) De la gramática de lo cheso, fabla altoaragonesa, Zaragoza, Concello de la Villa de la Val d’Echo – Grupo d’Estudios de la Fabla Chesa.

Mostolay, Ch. de (2007) El aragonés en el Somontano de Barbastro, Zaragoza, Aneto publicaciones.

Nagore Laín, F, (enfilador) (1999) Endize de bocables de l’aragonés, seguntes os repertorios lesicos de lugars y redoladas de l’Alto Aragón, Uesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses

Nitti, J. & Kasten, Ll. (1997) The Electronic Texts and Concordances of Medieval Navarro-Aragonese Manuscripts, Hispanics Seminary of Medieval Studies, Wisconsis (EEUU), Madison University

No hay comentarios:

Publicar un comentario